lunes, 17 de marzo de 2008

cocina

ayer después del mediodía me tiré panza arriba en el sofá a leer el diario mientras S. y los dos terremotos armaban la pista gigante (y cuando digo gigante, quiero decir GIGANTE) de scalectrix. pasó una hora y yo ya me había devorado el diario, su revista y su suplemento anexo, los chicos seguían entusiasmados con los autitos y S. se estaba adormilando al otro lado del sofá y afuera llovía despacito después de un chaparrón lleno de truenos y oscuridad.

me levanté, busque los implementos y me dediqué a hacer esto:

tortas fritas blancaflor (ayudada por mi hija A. que se aburrió de ver girar los autos, algo de lo que los varones de cualquier edad parecen no cansarse nunca), nunca me fallan, son divertidas y refaciles de hacer y sale una cantidad considerable.

galletitas de avena riquísimas hechas con la receta exacta que copié del blog grossoedipo (gracias!). toda una novedad, salieron 30 y en ratito. ideal para cocineras con fiaca como yo.

ah, y también hice algo que no está en la foto porque todavía no había terminado de hornearse, un pan de queso y cebolla hecho con esta maquinola infernal de hacer pan.


quién dijo que los domingos no pueden ser productivos...

1 comentario:

barb michelen dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.