miércoles, 3 de septiembre de 2008

no (se)



quiero arena seca para contar(te) el tiempo,
quiero el rugido constante y lleno de (mis) secretos,
quiero caminar (sin) tu mismo rumbo empujada por el viento,
quiero el aire salado enredando como (tus) dedos mi pelo,
quiero olvidarme que estoy (viva) tirada al sol sin miedo.


2 comentarios:

maxximus dijo...

De donde es esto? Me muero de ganas de ir! Como extraño la playa, mi dios...

marxxiana dijo...

monte hermoso, uno de los pocos lugares de la costa argentina en donde el sol sale y se pone en el mar