miércoles, 27 de agosto de 2008

que loco todo, no?

un compañero del trabajo (el mismo pirata cuasi sesentón con el que me suelo pelear y que me tiene de oreja confidente vaya uno a saber por qué) acaba de descubrir internet y está totalmente fascinado. cada día viene a la escuela, me cuenta con tono de asombro todas las cosas que descubre en sus primeros pasitos en la red de redes y termina siempre con esa frase: "qué loco todo, no?"

no sabés, ayer puse mi apellido y aparecieron unas tesinas de mi hijo abogado, la escuela que lleva el nombre de mi viejo, un par de artículos de mi hijo de La Plata y páginas de gente de Europa. qué loco todo, no?

anoche puse eso de los mapas y vi el techo de mi casa y después busqué y encontré la casa de mis primos en misiones, pasé por egipto y vi las cataratas. todo de arriba, es genial. qué loco todo, no?


mi hijo me abrió una dirección de mail y le avisó a mis sobrinos. ahora estoy escribiendo un borrador para mandarle una carta a mi tía. qué loco todo, no?


hoy a la mañana me leí todo el diario mientras desayunaba en la computadora, después vino el diariero y yo ya había leído esas noticias, pero igual le compré el diario y me parece que lo voy a seguir comprando igual, porque sino qué llevo al baño? qué loco todo, no?

me pregunto si nuestra fascinación habrá sido la misma que tiene este señor allá por 1998 cuando tuvimos nuestra primera conexión a internet. el primer módem que tuvimos hacía un ruidito que no se puede olvidar (si sos de poca memoria auditiva, en este sitio hay un emulador) y la velocidad de 28800 bps hacía que uno tuviera tiempo de sobra para prepararse tranquilamente un té mientras cargaba la página deseada (y si era con muchas fotos no te explico).

a veces damos por sentado y por obvio cantidad de cosas que para otras personas son fuente de maravillas. veo a mis hijos manejarse con la tecnología con una facilidad pasmosa y veo a este hombre, que tranquilamente podría ser su abuelo, comentar cada pequeño avance en la era informática con ojos como platos. los inmigrantes y los nativos digitales, conviviendo.

+o- a propósito: el nuevo libro de Leandro Zanoni, "El imperio Digital", sobre la revolución de la web 2.0, con prólogo del director de Google en Latinoamérica, Alberto Arébalos estará disponible en pdf durante 10 días, después sólo en librerías.

3 comentarios:

Gustavo dijo...

Que loco todo no?

Danae dijo...

Yo para ser "joven" no tengo mucha conexion con las tecnologías.
Es bueno conservar la parte primitiva, es la más divertida, no?
Si hay algo que me encantaría, es que me escriban cartas de verdad y no "electronic mails".

Un saludo para todos los que me conocen!
Danae

Lucho dijo...

Muy lindo tu post.
Hay que irse "familiarizando" con la tecnología.
Te preguntarás "¿y este de dónde salió?" Muy simple
Andaba buscando una imagen de Fortin Mercedes y de Pedro Luro, y encontré una en tu blog.. je

Un beso