jueves, 11 de octubre de 2007

así

así, despacio, despacio, muy muy extremadamente despacio, con lenta y armoniosa paciencia de monje sin tiempo, así, disfrutando de cada sabor, de cada pliegue, de cada aroma que sube desde tu piel que me envuelve, con sonrisas entre miradas y dientes en la nuca, así, lento, lento, lentísimo, aunque a veces las ganas se desborden y nos aprieten el ombligo, así, descubriendo ese lunar que te vi en el cuello toda la vida, guiándote para que dibujes caminos de saliva en mi cuerpo, así, tranquilo pero con urgencia, con calma pero lleno de ansias, así, así, así....

1 comentario:

Nat dijo...

Me encantó!