martes, 13 de mayo de 2008

grrrr....

desde el lunes de la semana pasada estoy totalmente desfasada, corrida de mi eje y con la espalda hecha un nudo. ante la menor oportunidad hago comentarios feos sobre la gente, cosas dichas entre dientes apretados y sonrisas que disimulan bien poco esta acidez generalizada a la que soy tan poco propensa.

y aunque admito que no es de mis estados preferidos, lo encuentro liberador. sobre todo cuando la encuentro a C. mirándome en el medio de una frase con los ojitos brillantes de risa contenida que se desata cuando termino cualquiera de mis quejas criticonas o de mis críticas quejosas con un "sí, ya sé, me voy a ir al infierno por mala, pero me pienso divertir por el camino..."

y así van desfilando entre pensamientos verbalizados todos y todas. los profes, los alumnos, los compañeros de turno, los directivos, el nabo este y el conchudin aquel. todos. no queda ni uno afuera. menos C., claro, porque C. es buena (aunque ella quiera hacernos creer a todos que es re-re-re-mala), se ríe de mis ocurrencias y hoy me dijo que le gusta que por una vez en la vida haya perdido la compostura y la diplomacia y la urbanidad.

1 comentario:

maxximus dijo...

Al margen de todo, bien descolgado:

http://maxximus.wordpress.com/2008/05/13/confesiones-de-una-mente-peligrosa/

Cadena para usted. si viene, hay una amoladora y un hacha ensangrentada a su disposición, digo.