sábado, 1 de noviembre de 2008

punta alta - mejor calidad de vida


Como ya deben saber, mi ciudad, Punta Alta, fue rankeada a través de un estudio de Guillermo Velazquez del Conicet como la de mejor calidad de vida dentro de la Argentina.

La mejor de todas, Punta Alta, sobresale porque brinda a sus habitantes mejores condiciones en el acceso a la educación, la salud, la vivienda, y hasta un buen disfrute del ambiente. "Tiene una alta proporción de población que terminó la universidad y una baja proporción que no terminó el primario. La mortalidad infantil es baja, así como también lo es la cantidad de gente hacinada (más de dos personas por cuarto) y la de personas sin inodoros instalados. Casi no enfrentan desastres ambientales, como inundaciones, ni erosión de suelos", dijo a Clarín el investigador principal que lideró el trabajo, Guillermo Velázquez, director del Centro de Investigaciones Geográficas de la Universidad Nacional del Centro en Tandil.
Argentina Municipal


Leo y releo las noticias, escucho a la gente hablar del tema en el supermercado, en la radio y mientras espero que mis hijos salgan de la escuela. En parte entiendo eso de los "indicadores sociales" y comprendo que ordenando todo eso terminemos ubicados al tope de la lista. Después de todo esta ciudad de la que reniego tanto tiene de verdad un "yoquesequequeseyo" que hace que sea una burbuja bien diferente de otras ciudades burbuja del país.

Como dice Lucas Guagnini de Clarín:

No es casual que una ciudad militar sea la primera en el ranking y una ciudad indígena la última. Habla de un país con privilegiados y excluidos separados por una distancia que, medida en tiempo, es de dos siglos.

Ahora resulta que en función de todas y todas estas notas, apareció un tal Julián Zocchi de la revista Gente para escribir una nota. De paso se trajo a Alejandro Carra que con su enorme Nikon anduvo asustando a la gente y robándole el alma descaradamente.
Y así fue como Punta Alta apareció en la revista y así fue como la revista se agotó en menos de dos horas en toda la ciudad, tanto así que muchos (cof-cof) se tomaron el trabajo de conseguirla a través de algún contacto gamba en kioskos periféricos de Bahía Blanca (en los del centro no había ni una..., ejem, me contaron, me dijeron).



Después de leer la nota me quedan varias cuestiones atragantadas, la primera y más importante:
Es posible que vivir todos los días dentro de un mismo sitio nos haga efecto "frasco de mayonesa"? puede ser que no veamos lo bueno y solamente nos dediquemos a ver lo malo?
La obvia respuesta es SÍ, OBVIO QUE SÍ!
Y atrás de eso viene la segunda cuestión:
Me tengo que poner contenta porque estemos a tope de los charts? Tengo que agrandarme y decir para mis adentros: "ja, que ciudad te echaste, papá!"? Hay que enorgullecerse de ser la ciudad con mejor calidad de vida del país?
La lamentable respuesta es NO, LAMENTABLEMENTE NO!


Guillermo Velazquez lo dice bien clarito:
El estudio compara la Argentina consigo misma, sus 511 departamentos. Tuvimos en cuenta el contexto general y lo que la gente considera indispensable para vivir bien: salud, vivienda y educación.

Dicho en otras palabras, somos lo mejorcito de la Argentina, pero a diferencia de los que muchos locales piensan esta premisa no habla muy bien de nosotros, sino que habla bastante mal de la Argentina en general. Si nosotros somos de lo mejor, que tristeza lo que viene atrás en la lista.



Con respecto a la nota en particular quiero señalar algunas cosillas más:

1- en el epígrafe de una foto se lee: "un grupo de alumnos disfrutando un recreo" cuando en realidad esa foto es del cierre del proyecto anual "Cuidemos nuestro Ambiente" que llevaron adelante los jardines de infantes de la ciudad.
2- en el epígrafe de otra de las fotos se lee "Un grupo de jóvenes pasa el tiempo en un cibercafé" cuando en realidad esa foto es de la sala de informática de la EEMNº5 y esos son alumnos de la escuela que posaron especialmente para la ocasión. De hecho para quienes las conocemos, algunas de esas señoras que estan en el fondo tienen nombre y apellido.
3- nuestro intendente es estéticamente impresentable, no lo arregla ni el estilista de aquel otro impresentable radical que pretendió ser gobernador de la provincia de Buenos Aires (uy, se me borró el nombre). Claro que lo estético se lo perdonaríamos si mantuviera las calles limpias, si gestionara subsidios para obras y si de verdad tuviéramos tanta seguridad como él dice.

4- Dice la nota que "a la vista, no hay cartel que diga "Bienvenidos a Punta Alta"". Eso es porque entró a través de la ruta 3 hacia el empalme con la ruta 249. Si lo hubiera hecho por la ruta 229 (que nos une con Bahía Blanca) se habría encontrado con una belleza diseñada por alumnos de escuelas secundarias locales (cuando pueda saco foto e ilustro). Eso por un lado, y por otro, lo que sí lo deben haber recibido es las millones de bolsitas de polietileno que se vuelan del basural a cielo abierto que hay por esa ruta y que salpican todo el paisaje como pequeños corderitos de espuma en un mar embravecido por la sudestada. La mugre que existe en esa ruta es vergonzosa y nuestro intendente "amante de los colores fuertes" no hace nada para remediarlo.
5- Todo elogio que pueda hacer esa revista a Pehuen-Có, es poco. Vayan, conozcan, respieren y disfruten, aunque Monte Hermoso (la 2da en el ranking) haya acaparado el eslógan "de sol a sol", en las playas de Pehuen-Co también se puede ver amanecer y atardecer en el mar.



Por último, en la nota una tal Nelly Funes de 70 años comenta:
Acá vivimos muy tranquilos. No sufrimos problemas de delincuencia graves. Suena a lugar común, pero nosotros dejamos abiertas las puertas de nuestras casas y nuestros autos. y cuando volvemos, el estéreo sigue en el mismo lugar!

Esto me causó a la vez muchísima gracia y muchísimo temor.
Lo gracioso es que esta señora debe de haberse quedado estancada en el tiempo, porque tenemos problemas de delincuencia de todo tipo y color: prostitución, robos, dorogas, asesinatos, you name it. Y no me tengo que ir muy lejos: a mi papá le robaron a cara descubierta y lo dejaron literalmente en pelotas; entraron en 3 casas, golpearon y maniataron a las familias y robaron, delante de nuestra ventana en la escuela y mientras los estabamos mirando 2 pibes robaron una bici, asesinaron a 3 abuelos para robarles (a una la enterraron ene el fondo del patio y le usurparon la casa), violaciones de mayores y de menores, en fin, y todo eso en el término de 2 años y apelando sólamente a mi memoria de mosquito. Seguramente debe haber muchos casos más. Claro que si nos atamos a las frías estadísticas entonces Doña Nelly tiene ALGO de razón, porque proporcionalmente la tasa delictiva es mucho menor aquí que en otros lados.
Lo que asusta es que así como lo dice puede sonar a invitación para que algún despistado se crea que esto es cierto y termienemos con la ciudad (aún más) degradada por gente que viene a delinquir o a buscar un trabajo que en realidad no existe.

En fin, mi ciudad tiene eso. Se hace querer y se extraña cuando no estás en ella pero se detesta con cada fibra del cuerpo cuando estás adentro. Carecemos de identidad, o mejor dicho: nuestra identidad es tan repulsiva y desagradable a veces que preferimos quedarnos con eso de que la culpa la tienen los que no son nativos del pueblo. Y ahora que nos colgaron la cocarda de "mejor calidad de vida" estamos entre perdidos y orgullosos, entre divertidos y asustados, entre contentos y amargados...


OJO: Todas las imágenes escaneadas (y en algunos casos comentadas en rojo por mí) pueden verse mejor y más grandes si se hace click sobre ellas.

POR ÚLTIMO: Buscando más sobre este tema me encontré con el blog Así de ilógica de Syan, una puntaltense que escribe y muy bien. Y copipasteado directamente de ahí me quedo con esto:

Repito, amo Punta Alta, pero...hermanos, no exageremos!

Creo q es una buena noticia para los que no quieren crecer, se quedan sabiendo....perdon, "sabiendo" q esto es lo mejor.
Mientras que los que queremos crecer (y no se nos permite en nuestra ciudad q tanto queremos, a pesar de todo), recibimos esta noticia como algo mas penoso, q alegre...si esto es lo mejor que hay, es un boicot a nuestro crecimiento. No hay nada mejor q esto?

Qué pregunta!
No hay nada mejor que esto?
De verdad?
no
hay
NADA
mejor
que
esto
?

5 comentarios:

Azul... dijo...

A mi lo que sí me queda claro -y desde hace unos 4 añitos- es que lo mejor de Punta Alta eres tú :)

Un besoteee

marxxiana dijo...

ay, qué boba...

te quiero mucho :-)

vnv dijo...

Marxxiana: el estudio de Velazquez, por mas recaudos que toma, tiene muchas muchas limitaciones estadisticas. Seria aburrido listarlas porque involucran cuestiones tecnicas (de teroia estadistica y, por ende, matematica). Todas esas limitaciones se traducen en un resultado que suena poco creible. Lamentablemente ese tipo, con toda la chapa de los organismos pretendidamente cientificos, cobro mucho dinero por hacer un calculo pedorro.
En fin, un comentario para que tus contradicciones no se incrementen.
De paso, tu nick viene de alguna afinidad a marx?

marxxiana dijo...

uh, me hiciste acordar que ese es otro post que tengo que linkear, sobre el origen de este nick.

muchos me preguntan lo mismo respecto a marx. tengo una veta rojilla y lefthanded que viene de familia, sí, aunque mi papá era militar y vetrano, contradictorio como tantas cosas en mi vida. pero eso no influyó nunca en mi nick.

mi nombre es mariana y soy mujer, que cromosómicamente se explica por el par XX (los varones son XY). le encajé la doble equis a mi nombre y apareció el nick; además, si lo pronunciás medio rápido suena a "marciana" y en muchos momentos me siento así, medio como de otro planeta.

ahí está el resumen del nick que llevo colgado en internet desde 1998 y que resultó ser bastante original porque si buscás en la red mi nick sólo vas a encontrar cosas mías.

gracias por pasar, volvé cuando gustes.

Maria A. dijo...

Al investigador del Conicet, que difundió tan notable perfil de Punta Alta, yo le acercaría algunos datos actualizados del tema inseguridad. Como víctima de un reciente robo en mi casa del barrio céntrico, le puedo informar que a partir de aquella publicación creció notablemente la delincuencia, los delincuentes barretean puertas principales de las casas, saltan patios y paredones, roban mientras las familias están cenando afuera o de visita, o de compras. Por la radio Rosales, no cesan los testimonios de madres atemorizadas que cuentan ver sospechosos con claras intenciones de secuestros de sus hijos, algunas víctimas de persecuciones para arrebatarle de sus brazos las criaturas. Se roban autos, estéreos, celulares, zapatillas, se arrebatan carteras, de todo. Crecieron las ventas de alarmas para viviendas y la construcción de rejas para las casas. Señor del conicet: agregue para completar su trabajo estadístico las lamentables consecuencias que trajo una publicación que nos dejó en la vidriera de malvivientes que ahora nos llevará años sacarlos de aquí.